Duodécima Noche Santa

  • Categoría de la entrada:Antroposofía

A continuación se presentan las indicaciones dadas por Rudolf Steiner a Herbert Hahn para la  Duodécima Noche Santa, seguidas de una reflexión meditativa escrita por Kristina Kaine.

El texto original se encuentra publicado en el blog de la autora https://esotericconnection.com.

Los textos se publican con la autorización de la autora.

Duodécima Noche Santa

4 al 5 de Enero – Sagitario

La Coronación de la Virgen María

Arte: La Coronación de la Virgen María

Ilustración del Libro de las Horas – 1500

 

 

 

Indicaciones de Rudolf Steiner para las Noches Santas dadas a Herbert Hahn

 

En la noche duodécima, la corona que hemos ganado se coloca a los pies de lo Divino, porque nosotros hemos luchado por ésta, pero que se nos haya permitido ganarla es gracia, es la ley espiritual. Pues la gracia es un influjo de una fuente que el hombre con fuerzas humanas es incapaz de alcanzar.  Ahora principio y fin se convierten en uno, tiempo sin espacio – espacio sin tiempo.. Todo es Eterno y Santo ahora!.

 Las fuerzas orientadas firmemente hacia la meta del arquero (Sagitario), hay que emplearlas de tal modo que pueda recibir el bien espiritual.

Lo que hemos reconocido y recibido en las doce Noches Santas debe ahora llevarse a la vida y espiritualizar la materia y el alma.

R. Steiner

 12.  Heilige Nacht

 4./5. Januar – Schütze

In der 12. Nacht wird die errungene Krone zu Füssen des Göttlichen niedergelegt, denn wir haben sie zwar selbst erkämpft, aber daß wir sie erringen durften ist Gnade, ist Gesetz des Geistigen. Denn Gnade ist Zustrom aus einer Quelle, die der Mensch mit menschlicher Kraft nicht zu erreichen vermag. Nun wird Anfang und Ende eines, raumlose Zeit – zeitloser Raum. Alles ist ewiges, heiliges Jetzt! Die zielstrebigen Kräfte des Schützen müssen so eingesetzt werden, daß er geistiges Gut in Empfang nehmen kann.

Das, was wir in den zwölf Heiligen Nächten erkannt und empfangen haben, müssen wir nun in das Leben hineintragen und die Materie und das Seelische durchgeistigen.

R. Steiner

 

Duodécima Contemplación:

Kristina Kaine

Ahora damos el último paso de las Noches Noches Santas. Estos 12 pasos que hemos dado cada día pueden convertirse en el tema de cada mes del año que viene hasta que lleguemos a la renovación de nuestro ser en la Navidad del 2024.

Hemos contemplado nuestro ser interior y esperamos ser más conscientes de todas las diferentes actividades que tienen lugar momento a momento dentro de nosotros. Nos hemos vuelto más conscientes de la forma en que nuestros sentimientos se elevan y pueden arrastrarnos si no intervenimos. Algunos de los pensamientos que revolotean por nuestra mente pueden habernos causado un shock: siempre han estado ahí, sólo que no nos habiamos dado cuenta. También es posible que nuestros impulsos de actuar se hayan hecho más conscientes, dándonos la oportunidad de evaluar nuestros motivos.  Por lo menos, si hemos llegado a ser más conscientes de estas tres actividades del alma, habremos experimentado lo más elevado de nuestro ser, nuestro Yo Soy.

Nuestro Yo Soy nos da aplomo y propósito y cambia la forma en que vemos nuestra relación con el mundo y con todas las personas que encontramos.

Cuando tenemos esas experiencias Yo Soy, empezamos a ver a Cristo en cada ser humano. El Cristo Cósmico entró en esta tierra a través del vehículo de Jesús y este espíritu mora en nosotros. Habita en nosotros principalmente a través de cada respiración que hacemos y a través de los alimentos que comemos; alimentos que crecen en la tierra que ahora es el cuerpo de Cristo. Cuando aceptamos la realidad de esto, comenzamos a experimentar su presencia etérica en la fuerza vital de esta tierra y en nuestro propio cuerpo etérico. Ahora empezamos a tratar a cada persona como si fuera Cristo. Detenemos cada pensamiento negativo antes de que se forme porque vemos que estaríamos pensando ese pensamiento sobre Cristo. Somos cuidadosos con todos nuestros sentimientos y motivos debido a nuestro respeto por Cristo en la otra persona. De este modo nos transformamos a nosotros mismos y elevamos también a la otra persona. Como dijo San Pablo, «la gloria de este misterio… que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria». Colosenses 1:27 Si no hiciéramos otra cosa que contemplar este misterio cada día a lo largo del año que tenemos por delante, cambiaríamos el mundo.

 

Kristina Kaine

Kristina Kaine

Kristina Kaine ha trabajado con personas toda su vida: durante sus primeros años de carrera en ventas médicas y contratación de personal, y desde 1987 en su propio negocio que pone en contacto a personas en asociaciones empresariales. A través de esta rica interacción con la gente, Kristina ha observado la lucha por la identidad propia desde muchos ángulos. Conoció las ideas de Rudolf Steiner gracias al reverendo Mario Schoenmaker, al que asistió a todas sus conferencias durante 14 años. Tras la muerte de Schoenmaker en 1997, Kristina se dio cuenta de la necesidad de explicar el conocimiento del ser humano tripartito en términos sencillos que pudieran aplicarse fácilmente en la vida cotidiana. Lo plasmó en su libro «I Connecting : the Soul’s Quest», publicado en 2007 por Robert Sardello a través de Goldenstone Press. 

Desde 2003, Kristina escribe reflexiones semanales en las que aplica este conocimiento del ser humano tripartito a los textos bíblicos. Esto no se hace en el contexto de ninguna creencia religiosa en particular, sino desde una perspectiva más amplia que todas las religiones podrían aplicar.

(Tomado del blog https://esotericconnection.com)

 

Deja una respuesta